cronosrgua
"Wish you were here"

Los 100 mejores discos de metal 9

Los 100 mejores discos de metal de todos los tiempos
según la Revista Rolling Stone
Parte 9





 Hola Amigos...hoy le traigo la Novena y penultima parte de esta Colección.




Formato : mp3

Servidor : Mega

Discos : 



20. Anthrax - 'Among the Living'




El thrash metal no era sólo velocidad, volumen y golpearse contra paredes y otros fans en un pogo. También trataba sobre la igualdad. "El metal siempre tuvo una imagen exuberante. A nosotros nos interesa más ser verdaderos", dijo el baterista de Anthrax Charlie Benante a Melody Maker . "Tratamos de estar al mismo nivel que el público." Pero lo que hizo que el tercer disco de la banda de Nueva York, Among the Living , fuera un clásico del thrash no era solamente la manera en que "Caught in a Mosh" articulaba el enojo generacional ("¡Salí de mi casa!"). También era la forma en que la música se agitaba y fluía, gracias a las aceleraciones y cambios de ritmo. Benante y sus compañeros quizás fueran tipos normales, pero tenían una agilidad técnica fuera de lo común. Sin embargo, el disco nunca le tira eso al oyente con prepotencia; sus mejores momentos -"Efilnikufesin (N.F.L.)", "I Am the Law", "Indians"- democratizan ese brillo haciendo que la banda suene pegadiza y accesible.






19. Megadeth - 'Rust in Peace'





Ningún otro grupo de la primera ola de thrash combinó composiciones tan precisas con el caos instrumental más puro de manera tan creativa o talentosa como Megadeth en Rust in Peace . Desde el arreglo descendente que inaugura el primer tema, de dos partes, "Holy Wars... the Punishment Due", hasta el staccato de la guitarra rítmica de "Rust in Peace... Polaris", el disco son 40 imparables minutos de los riffs laberínticos de Dave Mustaine (vean "Poison Was the Cure" como uno de los loquísimos ejemplos), letras obsesionadas con la guerra y la religión -"La Guerra Fría todavía era algo real; apuntábamos al Este con nuestros misiles nucleares", dijo el cantante- y cambios de ritmo para romperte el cuello, todo interpretado con una intensidad feroz y punk, y un swing ligero. Rust también marcó el debut de quien pronto sería bautizado como guitar hero , Marty Friedman, cuyo talento técnico y sus arreglos en escalas exóticas funcionaban como un complemento ideal para el machaque estilo británico de Mustaine, tal como atestigua el duelo pirotécnico en las seis cuerdas que adornan el clásico "Hangar 18", sobre una conspiración extraterrestre. Megadeth luego tendría éxitos comerciales mayores, pero Rust sigue destacándose como la cima del thrash a la que todos los seguidores quisieran llegar.






18. Tool - 'Ænima'





Por definición, los grupos de metal son pesados musicalmente, pero Tool también es pesado en el sentido emocional. El título de su segundo disco, Ænima , aunque inventado por el grupo, en parte intenta evocar el concepto del "ánima", o fuerza vital, de Jung, y el LP está plagado de rumiaciones existenciales acerca de por qué estamos acá y si vale o no la pena. "¿Cómo es que esto puede significar algo para mí?", musita el personaje de Maynard James Keenan en "Stinkfist", y su interpretación es tan convincente que casi no te das cuenta de que está cantando sobre tener el brazo "hasta el hombro" metido en el recto de otra persona. La gente bizarra impenitente y atractiva es una especialidad de Tool, y Ænima está repleto de ella. Está el matón carismático de "Eulogy", el fan obsesionado de "Hooker with a Penis", el misántropo de "Ænima" que, imaginándose la caída de California en el mar, se burla: "Aprendan a nadar". Keenan ilumina el placer de la maldad, mientras que el trueno detallado de la batería progresiva y los arreglos de guitarra amplifican el enrosque. Esta cautivante mezcla hizo que Ænima fuera doble platino, y que los Tool pasaran de ser pioneros del metal alternativo a uno de los grupos pesados más emblemáticos de los últimos 20 años. "Hay muchos cambios metafísicos, espirituales y emocionales ahora, y tratamos de reflejar eso", le dijo Keenan a RS en el 96. "En ese sentido, no somos tan diferentes de Tori Amos." 






17. Mercyful Fate - 'Melissa'





Los primeros 20 segundos de Melissa -con riffs de guitarra robustos y pulsantes perforados por el grito imposiblemente agudo del líder King Diamond- son una de las secuencias más cautivadoras de la historia del metal. Ese sonido enamoró a los Metallica, que pasaron tiempo en la sala de ensayo de los metaleros daneses cuando grababan Ride the Lightning , y encantó a Slayer, cuyo guitarrista Kerry King había dicho que Hell Awaits , de su grupo, era "un disco de Mercyful Fate". En esa época, el grupo sonaba como unos Judas Priest de esteroides conduciendo una misa negra. Tan sólo en "Evil", por ejemplo, el cantante teatral, cuya pintura facial hacía que pareciera Gene Simmons en un baño de sales, y cuyo soporte de micrófono estaba hecho de cráneo humano, canta acerca de necrofilia entre los riffs cafeinados estilo "Eye of the Tiger" de Hank Sherman, y desembocando en un careo de guitarras entre Sherman y Michael Denner. A lo largo del disco, King logra unas acrobacias vocales increíbles, gracias a su rango de cuatro octavas, ya sea cuando se queja de Halloween ("At the Sound of the Demon Bell"), cuando te invita a su aquelarre con un aullido ("Into the Coven") o cuando invoca la magia negra egipcia ("Curse of the Pharaohs"). "Tómenselas como historias de terror", dijo King Diamond en 1987. En otra parte elogia a Satanás ("Black Funeral") y suspira tenebrosamente por una bruja muerta llamada Melissa ("Satan's Fall"), presagiando la ola de black metal noruego, cuyos integrantes se pintaban la cara y quemaban iglesias. Puede que Satanás no sea real, pero King Diamond sí.






16. Dio - 'Holy Diver'





Luego de establecerse como uno de los cantantes más destacados del hard rock con sus trabajos de fines de los 70 y principios de los 80 en Rainbow y Black Sabbath, Ronnie James Dio accedió realmente al panteón del metal con su debut solista de 1983. Más fuertemente metalero que cualquier cosa que hubiera hecho antes -gracias, en parte, al guitarrista irlandés de 20 años Vivian Campbell, cuyos acordes crocantes y sus solos chillones se mezclaban a la perfección con la intensidad del gemido dolorido e intenso de Dio-, los himnos emocionantes de Holy Diver como "Stand Up and Shout", "Rainbow in the Dark" y el inmortal tema que da título al disco encuentran a Dio con una bota en una fantasía estilo Dungeons & Dragons y la otra en el comentario social del presente. "Mis composiciones siempre tuvieron sabor a metal", le dijo a la revista Artist poco tiempo después del lanzamiento del disco, "pero me preocupa lo que hacemos con nosotros mismos y con el medio ambiente." Aunque sólo llegó al puesto Número 56 en los 200 de Billboard tras su lanzamiento, Holy Diver luego sería disco de platino a fines de los 80, y una obra influyente para grupos como Killswitch Engage o Tenacious.






15. Ozzy Osbourne - 'Diary of a Madman'





Un año después de demostrar que seguía siendo una fuerza musical vital en su debut solista post Sabbath, Blizzard of Ozz , Ozzy probó que no había sido sólo buena suerte, con un disco de himnos poperos y góticos como "Flying High Again" y el semiclásico que da título al disco. El guitarrista Randy Rhoads, quien falleció en un accidente aéreo en la gira de Diary de 1982, ya había demostrado que era un virtuoso en Blizzard ; aquí trabajó aún más para encontrar el extraño nexo entre arreglos pomposos y composiciones inteligentes. La volada primera canción, "Over the Mountain", que empieza con un arreglo de batería atronador, se mueve a una velocidad furiosa, anticipando el thrash metal. "Believer", con su arrastrada línea de bajo, permite que Rhoads toque riffs raros como telarañas que, combinados con las melodías estentóreas de Osbourne, hacen que sea uno de los temas más pegadizos en el catálogo del cantante. "Tonight" es una balada hermosa con un solo candente; la rápida y casi psicodélica "S.A.T.O." exuda misterio; y la sombría "Diary of a Madman", con su intro acústica y los arreglos de guitarra demoledores, es el tema perfecto de Ozzy. "Cuando estábamos trabajando en ésa, Randy se me acercó y me dijo: 'No estoy contento con las guitarras', así que le dije que trabajara en ellas hasta que lo estuviera", recordó Osbourne. "Estuvo ahí un par de días y en un momento sale con una sonrisa enorme y me dice: 'Creo que la tengo'. Cuando la tocó, se me pararon los pelos de la nuca." 






14. Black Sabbath - 'Vol. 4'





En su cuarto disco, Black Sabbath se apartó del golpe directo que había definido el inicio de su carrera y logró un sonido más denso. Pasados de cocaína (incluso les agradecen a sus dealers en las notas del disco), el grupo grabó en L.A. por primera vez y se permitió experimentar. Tony Iommi había afinado su guitarra más grave para que fuera más fácil tocar en Master of Reality , de 1971, y en Vol. 4 el cambio inspiró riffs emotivos e interminables (la brillante "Wheels of Confusion") y grooves hippies delirantes ("Supernaut", "Cornucopia"), mientras abría espacio para solos de guitarra ahora icónicos ("Snowblind", un himno a la cocaína del mismo modo que "Sweet Leaf" elogiaba al porro). Grabaron su primera balada al piano ("Changes", que Ozzy Osbourne revivió para un hit solista en 1993), y un solo de guitarra acústica ("Laguna Sunrise"), y abrazaron su costado más drogón en "FX", 99 segundos de ecos y sonidos que años más tarde pudo haber inspirado a grupos más arty como Neurosis a hacer cosas menos convencionales. Era el sonido de un grupo renacido, apenas dos años después de su debut, empezando un nuevo capítulo que inspiraría a todo el mundo, desde Trent Reznor, quien versionó "Supernaut" con Al Jourgensen, de Ministry, hasta Charles Bradley, que cantó "Changes". Pero Osbourne más tarde dijo que era "el principio del fin" de Black Sabbath. "La cocaína fue el cáncer de la banda."






13. Iron Maiden - 'Iron Maiden'





A fines de la Década del Yo (Tom Wolfe definió así los 70), la llamada Nueva Ola del Heavy Metal Británico revitalizó el género con un uso vistoso de la velocidad, la melodía y la agresión. Uno de los puntos de inflexión en esta escena incipiente fue el debut epónimo de Iron Maiden. Aderezado por años de tocar en clubes, el quinteto combinaba el rock pesado y sucio de UFO con la destreza técnica de grupos progresivos como Genesis y Wishbone Ash. Las líneas de bajo tocadas con los dedos de Steve Harris transportaban la melodía en lugar de sólo funcionar como un ancla para el ritmo, mientras que los guitarristas Dave Murray y Dennis Stratton alternaban entre riffs abrasivos y armonías arregladas al detalle. Con el cantante Paul Di'Anno y su aullido altanero, Iron Maiden era al mismo tiempo confrontativo ("Prowler", "Running Free"), malhumorado ("Remember Tomorrow", "Strange World"), y teatral al estilo Jethro Tull ("Phantom of the Opera"). El debut preparó el terreno para una serie de siete discos en los 80 que verían al grupo transformarse en un gigante del metal. "Probablemente fue uno de los discos que peor sonaron, no estábamos contentos con la producción", le dijo una vez Murray al autor Martin Popoff, "pero, para esa época, capturó muy bien la energía cruda de la banda".






12. Judas Priest . 'Screaming for Vengeance'





Como sugiere su título, Screaming for Vengeance era todo reivindicación: aquí es donde Judas Priest se justificaría a sí mismo de una vez y para siempre como una fuerza a la que hay que tener en cuenta. Allí donde el grupo antes se agachaba en el under, ahora atacaba el mainstream con ventas de platino, un single en los rankings de Billboard (el apropiadamente titulado "You've Got Another Thing Comin'"), y un lugar encabezando el US Festival. "Era una nueva generación, una nueva década", le dijo el cantante Rob Halford a Rolling Stone tiempo después. "Todo el mundo de repente vio esta música y dijo: 'Sí, esto es exactamente lo que quiero, porque me puedo identificar'. Habla de lo que yo quiero de la vida, y de lo que hago." También habla mucho de amor. Ese amor puede tener visos de sadomasoquismo ("Pain and Pleasure") o ser descrito en términos de sacrificios humanos ("Devil's Child"), pero la música de Screaming for Vengeance , que empieza con el doble golpe de "The Hellion" y "Electric Eye", sale del corazón. Como tal, es casi una lástima que "(Take These) Chains" no entrara en los rankings después de "You've Got Another Thing Comin'", porque la fórmula de la power ballad jamás sonó tan deliciosamente malvada como acá.






11. Metallica - 'Ride the Lightning'





Grabado antes de que el grupo tuviera un contrato con un sello grande, el segundo disco de Metallica sigue siendo la más pura expresión de la visión de la banda, un documento de un grupo que encontró su sonido pero todavía no es consciente de él. "Me gusta el sonido de ese disco, y se sostiene muy bien", le dijo el guitarrista Kirk Hammett a Rolling Stone en 2014. "Lo tocamos todo rápido, lo cual llevó a una interpretación más natural." Se siente la adrenalina latiendo en temas como "Fight Fire with Fire", una oda lúgubre al apocalipsis nuclear, y la horrible "Creeping Death", que relata el sacrificio divino de los hijos de Egipto en el Libro del Exodo. La balada pesimista "Fade to Black" exhibía el dinámico dominio que el grupo exploraría en épicas posteriores como "Master of Puppets" y "One", mientras que el instrumental "The Call of Ktulu" cerraba el disco con una nota memorable y aterradora.









Entregas Anteriores


Los 100 mejores discos de metal 1


http://www.identi.li/index.php?topic=505175#comment_5236155



Los 100 mejores discos de metal 2


http://www.identi.li/index.php?topic=505221



Los 100 mejores discos de metal 3


http://www.identi.li/index.php?topic=505279



Los 100 mejores discos de metal 4


http://www.identi.li/index.php?topic=505345




Los 100 mejores discos de metal 5



http://www.identi.li/index.php?topic=505713



Los 100 mejores discos de metal 6

http://www.identi.li/index.php?topic=505945




Los 100 mejores discos de metal 7


http://www.identi.li/index.php?topic=505945




Los 100 mejores discos de metal 8




http://www.identi.li/index.php?topic=506322





Saludos Cordiales




descargar peliculas - descargar programas
55 Puntos Score: 7.9/10
Visitas: 572 Favoritos: 1
Ver los usuarios que votaron...
4 Comentarios Los 100 mejores discos de metal 9
genial aporte te estas mandando, muchas gracias!
Buenas entregas man saludos!
algunos solo los tengo en cassette muchas gracias  
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!
Facebook Identi